Con el fin de matar varios pájaros de un solo tiro, y luego de analizar varias alternativas, me decidí en instalar una Mac Mini que haga de media center, servidor de backup, centro de descargas, router/firewall y access point.


Elección del Hardware


Para elegir el hardware que realizaría todas estas tareas compitieron la Dell Zino HD, una Mac Mini y una Zotac Mag HD .


En orden de precios, la Zotac era de las mas económicas, rondando los u$s500 y cumplia con todos los requisitos básicos para armar un media center (Un Atom 330 con 2GB de ram y una ION de nVidia). La principal contra era que no había disponibilidad inmediata (calculaban una demora de un par de semanas), era imposible expandirla y no eran buenas las críticas con respecto a la temperatura de su interior. Una característica que no era de las que buscaba inicialmente pero sumaba era la posibilidad de sujetarla a la parte trasera del LCD mediante los mismos tornillos de fijación que se utilizan para los soportes a pared.





Por no mucho mas dinero, se asomaba la Zino, donde una marca como Dell respaldaba la calidad de construcción y sobre todo la garantía. Configurada con un AMD Athlon 2650e, una ATI Radeon 3200 HD, 2 GB de Ram rondaba los u$d650 pero la contra importante era que no había posibilidad de mejorarle la placa de sonido. Era extremadamente raro que Dell no te de la opción de agregarle sonido con salida digital a una computadora que había nacido para ser centro multimedia. La opción era agregarle una placa externa usb  que rodaba los u$d100 pero no me terminaba de convencer. Así que fuimos a la tercer opción.





La última posibilidad era entrar en el cerrado mundo Apple, donde la Mac Mini parecía que cubría todas las expectativas a fuerza de algunos morlacos mas (u$d850 para ser exactos). Con un Core 2 Duo, 2 GB de Ram, una GeForce 9400M de NVIDIA y salida de audio óptico/digital sin dudas era una buena solución. Las contras: el disco era solo de 160GB, la salida de video no es HDMI pero se pueden usar adaptadores de DVI o mini-display port (aunque esto requiera un costo aparte). 





Sabía que esta solución no me iba a traer dolores de cabeza a la hora de reproducir cualquier formato de video, fotos, música,  pero iba a tener que ponerme al día con el MacOs X. En definitiva iba a ser bueno para adquirir nuevos conocimientos en este nuevo ámbito. 


Conexión al LCD


El Mac Mini no dispone de una salida directa a HDMI, pero tenemos dos alternativas para transformar las señales de DVI o Mini DisplayPort al HDMI de nuestra pantalla.

Mini DisplayPort a HDMI

La conexión Mini DisplayPort no transmite audio por lo que, si no vamos a conectarlo a un amplificador, necesitaremos un adaptador que incluya una conexión adicional para el audio.

En el mercado existe un adaptador que hace precisamente esto, sacar el audio de la salida del Mac Mini y enviarla junto con la salida DisplayPort a una conexión HDMI.

DVI a HDMI
Quizás sea la conexión por excelencia. DVI y HDMI son digitales y compatibles entre si y con un cable adaptador lo tendríamos solucionado. DVI únicamente envía el vídeo, por lo que el sonido tendríamos que enviarlo a través de la salida de audio del Mini a las entradas de audio del amplificador que usemos.

A pesar de todo esto, pueden darse algunos problemas, como que aparezcan bandas negras y la imagen no ocupe toda la pantalla, o que con la opción de overscan activada en la TV, la imagen aparezca deformada.

Para estos problemas existe la misma solución. Podemos usar SwitchResX o DisplayConfigX, que nos permitirá establecer una resolución personalizada para la TV.


Conexión del audio

Como este equipo tiene salida óptica de audio, el medio mas sencillo para transmitir el sonido en su mejor calidad es mediante una fibra óptica. La única particularidad a tener en cuenta es que el Mini usa un conector mini-toslink el cual nos entregará los 5.1 canales de audio. Este cable de fibra óptica de aproximadamente 1,5 mts. con conector mini-tosklink en un extremo y Toslink en el otro ronda los $30 en Galería Jardín.

Mando a distancia


Si pretendemos usar nuestro Mac Mini como media center, lo mejor para controlar el equipo es un Apple Remote. Este mando fue actualizado este año agrandándolo un poco y decorándolo simil aluminio (ya está pedido por eBay pero tardará un par de semanas mas en llegar). Plex y Remote Buddy incluyen soporte nativo para este tipo de mandos, lo que los hace casi perfectos para nuestro media center.


Software

Aunque el Mini trae de fábrica un buen surtido de aplicaciones, no está demás instalar un par de aplicaciones para controlar el media center, agregar los códecs necesarios y dar soporte a otros sistemas de archivo como ext3 y ntfs para completar la compatibilidad con otros sistemas operativos de nuestra red, discos externos y pendrives. 


Alternativas al Front Row

Existen varias alternativas a esta aplicación que nos pueden mejorar el rendimiento a la hora de reproducir nuestro contenido multimedia. 

El  XBMC es nuestro punto de partida. Es la aplicación de media center  para XBox que actualmente esta siendo desarrollada para Mac. Es altamente personalizable, gratuita y compatible con cualquier Mac. Pero después de conocer Plex las dudas desaparecieron y no tuvimos necesidad de instalar ningún otro gestor de multimedia. El Plex está basado en XBMC pero enfocado a nuestra plataforma. Incluye integración con iTunes e iPhoto desarrolladas de manera nativa para el Mac, por lo que no necesitan de plugins. Es fácilmente ampliable mediante plugins que pueden descargarse gratuitamente desde la propia aplicación.

Formatos de video

Para poder reproducir todos los formatos de video (que no sean los soportados por iTunes y QuickTime) debemos complementar la instalación básica con dos aplicaciones que nos ayudarán para esta tarea. Perian y Flip4Mac.

El primero es un componente gratuito que permite que QuickTime pueda reproducir los formatos de vídeo más populares, como DivX, Matroska y Flash. Además posee soporte para subtítulos SSA y SRT. Flip4Mac es otro componente similar pero se encarga de que QuickTime reproduzca  los archivos de Windows Media.
Aunque con Plex tenemos todas las necesidades cubiertas, también sería recomendable instalar el reproductor VLC, el cual tiene la capacidad de reproducir prácticamente cualquier tipo de archivo conocido, sin necesidad de instalar códecs o componentes para QuickTime.

Sistemas de archivo

Acceder a particiones ntfs (lectura y escritura) o ext3 es realmente sencillo gracias a los muchachos de google, que en su de tiempo dedicado a desarrollos personales  portaron FUSE (File System in User Space) a MacOS X. Para instalarlo solo se debe descargar este .dmg  que contiene el MacFUSE y los siguientes componentes para ntfs y ext3 (ntfs-3g y ext2 respectivamente). Recordemos que MacOS X puede leer ntfs de manera nativa pero no escribir.


Conclusión

De esta manera ya podemos reproducir video de hasta 1080p con cualquier formato de video, y con sonido de alta fidelidad en seis canales.  Comprobado con videos codificados en h264, 1080p y sonido DTS o AC3. 


Temas pendientes

Nos resta compartir la conexión de internet, configurar un buen firewall, automatizar las tareas de backup e implementar las aplicaciones necesarias para poder realizar descargas directas o por torrent de la manera mas cómoda posible.